Páginas vistas en total

miércoles, 1 de junio de 2011

Razones equivocadas para tener novio, casarse o convivir



(De Manual de la aprendiza de depredadora, Alicia Misrahi)


-Sentir o pensar que es lo que hay que hacer.

-Seguir el esquema clásico
de noviazgo, compra de casa, hipoteca, matrimonio, hijos.

-Lleváis mucho tiempo como novios.

-Pensar que él cambiará una vez viváis juntos.

-Creer que la relación mejorará al formar una familia.

-Escogerle porque puede ser el padre de tus hijos.

-Superar una crisis en la pareja.

-Superar una crisis personal o una depresión.

-Superar un desengaño sentimental con otro hombre.

-Porque una cosa lleva a la otra y de pronto estamos planeando nuestra boda.
Pensar que el matrimonio será una continuación del amor romántico que vivimos.

-Evitar que se vaya o nos abandone.

-Reducir los gastos de mantener dos casas o de tener que pasar las noches en un hotel porque no hay casa propia.

-No querer quedarse soltera.

-Sentar la cabeza y conseguir estabilidad.

-Considerar que la pareja es el estado ideal, aunque no sea con una persona a la que se quiere.

-Es lo mejor que nos hemos encontrado. “Tampoco está tan mal”, “es buen hombre” o frases similares deberían hacer sonar todas las alarmas.

-Queremos tener hijos y se nos está pasando el tiempo.

-Solventar nuestra vida porque pensamos que no somos capaces de defendernos y vivir por nuestra cuenta.

-Miedo a la soledad.

-Sentirse amada por el hecho de estar con alguien.

-Tener alguien con quien salir.

-Tener alguien para no estar sola por las noches.

-Tener asegurada una ración de mimos y de sexo.

-Salir de una vez de la casa paterna. Si es tan urgente salir de casa, comparte piso con amigas.

-Presión por parte de los padres, los amigos o la sociedad.

-Hay muchas más razones equivocadas. Antes de dar cualquier paso, miremos en nuestro interior.

Alicia Misrahi

No hay comentarios:

Publicar un comentario