Páginas vistas en total

viernes, 30 de noviembre de 2018

Primavera voraz

Ansiaba tanto que fuera primavera que dejó la puerta del jardín abierta para que entraran las flores y el sol. Un ser gélido alentó su casa, la invadieron imágenes de algunos efectos secundarios de su decisión.

Enjugó de escarcha su nariz y apartó una enredadera rebelde de la cara. Desechó el negro violáceo de los inoportunos pensamientos de su cabeza, diciéndose que era una melodramática exagerada, y extendió las ramas para acariciar la brisa. Mujer de hierba, mujer arbórea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario