Páginas vistas en total

lunes, 8 de agosto de 2011

Lunas de Ramadán. Crónicas Bohemias XXXXVIII

De mi amiga Sanfaina Krisis, tan lunática que hasta ya funciona con el calendario lunar.

"Cuando se ponga el sol, exactamente cuando no se pueda "distinguir un hilo blanco de un hilo negro", Akshan vendrá. Será el Akshan amoroso y atento que me gusta y me embelesa.

Se nos está yendo la olla.

Ya falta poco para que venga. Nos hemos visto este mediodía y me he vuelto a sentir el anticristo ante su mirada que parece no reconocerme. Sus ojos brillan en algunos momentos con travesura pero pronto vuelve a su ser contenido de ayuno y purificación. Sigue siendo raro ser el anticristo a media jornada.

La ventaja del Ramadán es que las noches son otra cosa, lunas de miel con esos dulces exquisitos y con los abrazos, besos y... algo más de mi amante. Disponemos de pocas horas. He leído por ahí que las noches del Ramadán son la época en la que más se hace el amor... Pues bien :-)

Dormimos abrazados. Antes del amanecer, se levanta para tomar el  Suhoor y no desfallecer durante todo un día sin comida, agua, tabaco, caricias, besos... No necesariamente por este orden. También reza. "
Luego empieza el día y me siento extraña, perdida y sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario