Páginas vistas en total

martes, 7 de febrero de 2012

¿San Valentín o San Calentín?

Bombardeados por corazones incandescentes, kilos de azúcar en rama cayendo en nubes sobre nosotros, felicidad a granel, fuego de cursiladas a discreción y ositos de peluche con un enorme “Te quiero” que amenaza con darnos un golpe en la cabeza y dejarnos tontos (más), ¡pobres de aquellos que no tengan un amor o de los que tengan un amor desmemoriado!

Texto: Alicia Misrahi. Página web: www.aliciamisrahi.com
Fotos, ilustraciones y collages: Amai Rodríguez. Blog People want flesh: peoplewantflesh.blogspot.com

Si hacemos caso a las teorías científicas y biológicas sobre el enamoramiento (no confundir con amor, que es otra cosa), resulta que el amor loco que nos deja embobados y sólo pendientes de la otra persona no es más que un engaño de las sustancias químicas que pululan por nuestro organismo y cerebro

Propongó entonces que San Valentín pase a llamarse, más propiamente, San Calentín porque el enamoramiento loco es sólo deseo no satisfecho, fiebre de los sentidos, dipsomanía loca de sentimientos servidos en una copa sin fin que nos atonta con cada nuevo trago insaciable.


Collage de Amai Rodríguez.

O San Calcetín en el caso de los miembros de aquellas parejas gastadas y con tantos agujeros en su relación como los que tendría que regalan por cumplir el expediente, “nuestro amor es como un calcetín sudado”, podrían declamar sin ningún problema si se atrevieran.
O también San Calcetín para aquellas otras parejas que permanecen juntas por la costumbre o por la hipoteca o por el miedo a lo desconocido que se hacen mutuamente desgraciados y regalan para que ocurra un milagro.     San Calcetín porque son como los niños ilusionados por una noche que colocan esta prenda para que Santa Claus les deje sus regalos.


Ilustración de Amai Rodríguez. Blog: peoplewantflesh.blogspot.com

A veces pienso que esta fiesta tan señalada está pensada –además de para recordarnos que tenemos que gastar para seguir manteniendo el mundo occidental- para que todos nos sintamos un poco miserables:

1) Se sienten tristes los que no tienen pareja ni amor. De hecho, en un día como hoy o en fechas como Navidades o fin de año, es cuando más inscripciones en portales interneteros de encuentros o de citas se registran… La mayoría de los nuevos inscritos no son capaces de dar amor, pero esperan encontrar, en un milagro, a la persona mágica que les restituya su capacidad de amar y de confiar.

2) Se sienten un poquito peor los que tienen pareja pero no tienen amor porque hace tiempo que se gastó. A estos les ayudan los buenos regalos: no escatiméis, las penas con pan son menos penas (donde dice pan, poned joyas).

3). Se sienten un poco mejor o un poco peor, depende de si hay obsequio o no y de la naturaleza de éste, los que inician una historia y están todavía en la montaña rusa de la incertidumbre. Estos son carne de cañón de San Valetontín.


Foto de Amai Rodríguez.

4) A los que tienen pareja y amor y son conscientes de ello, casi que les da igual. Viven en su mundo y no necesitan nada más. Yo de mayor quiero ser como ellos.

5) Los que tienen amor (para dar y vender) pero no tienen a quien darlo, indudablemente se pueden sentir muy solos. Para éstos, en los últimos años se han empezado a crear algunas iniciativas que les proporcionen algo de esperanza.
Como el sarao que montó Match.com en El Retiro madrileño el año pasado, un boat dating para que los solteros y solteras que lo lleven peor en este día tengan oportunidad de conocerse en una especie de sprint amoroso final.
Y ya puestos, si alguien lo lleva tan mal, en un ataque de desesperación se puede lanzar al mar. Bueno, al estanque, pero seguro que resulta más mortífero que el mar. O al menos, si sobrevives, seguro que no te tienes que depilar en toda tu vida…

También empiezan a haber iniciativas para enganchar a los sin pareja. Curiosite propone "autorregalos para singles", entre ellos este magnífico rascador de gatos por aquello de que los sin pareja somos raros y nos dedicamos a coleccionar gatos, ordenadores o llantos.


En  Curiosite: http://www.curiosite.es/producto/rascador-para-gatos-cats-attack.html

No tengo pareja ni amor y aspiro a convertirme en una mujer fatal, pero he tenido una experiencia un poco extraña. Hoy Pepe, el delgado (el otro Pepe de mi vida es fortachón), se ha plantado por sorpresa en mi casa con una orquídea y con una preciosa blusa calada negra muy en mi estilo (era un regalo para mí, no la llevaba puesta). Me ha sorprendido y me ha encantado.

¡Ay! Por mucho que me haga la dura también tengo mi corazoncito, un corazón con blondas y lagrimitas de sangre rosada con ojitos y boquita y sujetador de encaje rosa que a veces grita: “quiéreme, quiéreme”.
He invitado a desayunar a Pepe y me lo he merendado.

P.D. Propósito para el año que viene: encontrar una iniciativa comercial para sacar un poco de provecho al día de los enamorados. Los singles son un mercado a explorar y explotar.
Propósito 2: Si me sobra tiempo, encontrar un amor.
P.D.2. Si encuentro un amor, no celebrar el San Valentín Day. Prefiero celebrar el día de San libidinoso en cualquier otro momento.


Foto de Amai Rodríguez

Mientras tanto, me entretengo mirando y criticando los regalos más locos, más inoportunos, más horrendos o más cursis y pastelosos (según mi gusto que no pretendo que sea universal) con los que podrían obsequiarme.

Podría haber esperado a la semana que viene para escribir este artículo, pero como asumo que a algunos os encantarán los regalos almibarados (según mi gusto), lo cuelgo ahora para dar ideas y para que tengáis tiempo de comprarlos para sorprender a vuestro amor.
No hace falta que me deis las gracias. Saludos y nubes de besitos rosas con toppings de corazones de azúcar glas. Chuuuuik.


Esta foto la he hecho yo y soy yo con la cara que pongo cuando estoy enamorada.

Con la intención de declarar que el amor en cuestión durará  -sino se puede comprar un diamante que ya se sabe que es para siempre,- al menos se pueden regalar unas copas grabadas con láser.
No son aptas para patosos, porque si se rompe una da un poco de mal fario.


En Regalooriginal.com. http://www.regalooriginal.com/url_detalle.aspx?u=perso_bodas_copasgrabadaslaser.html

Entre los regalos perdurables más chocantes y que a mí, personalmente, me dan una grima de morirme, está este felpudo con las imágenes de los dos miembros de la pareja. Muy práctico. En caso de enfado transitorio siempre se puede pisotear la cara del compañero y si la pareja termina, se corta en dos y cada uno obtiene un práctico rascador para los gatos que se supone que tiene que empezar a coleccionar porque es soltero y, por tanto, raro, solitario, amargado y todas esas cosas que dicen los tópicos.


En regalooriginal.com http://www.regalooriginal.com/url_detalle.aspx?u=ces_felpudo.html

Las parejas de estilo siamés estarán encantadas de llevar inscrito en su interior (concretamente en su tanga o calzoncillos)  el mensaje "Donde va uno" y en la otra prenda, "va el otro".


En Regalooriginal.com. Como puede verse, hay todas las combinaciones parejiles posibles.  http://www.regalooriginal.com/url_detalle.aspx?u=ces_erotico_set_rojo.html
 
Más regalos en InMediatik: http://www.inmediatika.es/products/%C2%BFsan%20valentin%20o%20san%20calentin-/

1 comentario: