Páginas vistas en total

martes, 23 de agosto de 2011

Sonrisa de perro

Duc, mi pastor alemán, era uno de esos perros que sonríen. Nika también sonríe cuando está relajada y feliz, normalmente pegada a mí y con mi mano en su cabezota robusta y dura :-). La sonrisa de mi bestiaja -que recientemente hemos descubierto que es de raza liaparda porque siempre la lía idem- es más femenina y coqueta.

Lo que no sabía es que los perros ríen. Una investigadora de la Universidad de Nevada, Reno, Patricia Simonet, ha descubierto que los perros ríen con una exhalación jadeante y forzada que puede confundirse con el jadeo normal de un perro, pero que tiene mayor riqueza de sonidos.

Según la científica, al oír una grabación de la risa de un perro, los animales buscan sus juguetes y juegan solos.

Simonet de instrucciones para "Si quieres invitar a tu perro a jugar usando la risa canina, di "he, he, he", sin pronunciar la e. Expulsa el aire en un estallido, como si estuvieras recibiendo la maniobra de Heimlich".

Algo así como la risa del perro pulgoso. Lo he intentado con Nika y, aparte de un ataque de tos (mío) no he conseguido gran cosa. Bueno, sí, también me siento un poco idiota :-D

No hay comentarios:

Publicar un comentario