Páginas vistas en total

sábado, 2 de julio de 2011

Publicar es empezar a penar. Crónicas Bohemias XXV

De mi amiga Sanfaina Krisis, escritora eterna promesa.

"He estado fastidiada y enojada con el asunto de mi libro. He visitado algunas de las librerías más importantes y tienen un ejemplar, terriblemente difícil de encontrar, escondido por alguna estantería de una sección que no tiene nada que ver.
La editorial me asegura que les encanta mi libro y que va a ser un éxito, que creen mucho en mí. Si no se ve en las librerías y en los medios, ¿esperan que se venda gracias a una suerte de milagro que, además, tengo que producir yo solita?

Los escritores pensamos que publicar es triunfar, pero actualmente es sólo el principio. Al publicar un libro con una editorial pequeña, el problema suele ser que no tiene un buen distribuidor -que, para entendernos son los que cortan el bacalao- o que tiene un distribuidor importante que lo relegará a un rincón de sus intereses.
Conozco una editorial pequeñita a la que el distribuidor le devolvía las cajas de libros sin abrir, diciendo que las librerías no habían conseguido vender ningún ejemplar...

Si es una gran editorial o una pequeña editorial dentro de un gran grupo, todos los esfuerzos se van a los Grandes Vendedores de libros, que no necesariamente son los Grandes Escritores, ni siquiera buenos escritores. El reto es vender cuanto más mejor, pongamos que hablo de veinte mil.
¿Cuándo los libros se convirtieron en un producto de consumo más sin que su calidad tenga mucho que ver en el tema de si se publican o no o si tienen éxito o no?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario