Páginas vistas en total

miércoles, 8 de junio de 2011

Mmmm Uauuuuuuuu, esto es amor





(De Manual de la aprendiza de depredadora, Alicia Misrahi)

MMmmm Uauuuuuuuuu, esto es amor
Ni hablar. Si confundimos la pasión de una noche, aunque sea perfecta, con el amor estamos cavando nuestra propia tumba sentimental y psicológica.
Lo hemos pasado tan bien, hasta nuestras respiraciones y gemidos parecían acompasarse y, de pronto, piensas que los jadeos significan que estáis locos de amor. Puede que tú lo estés (revisa tus niveles de oxitocina, entre otros), pero esta ceguera temporal es la que te engaña y te hace pensar que él también.

A medida que estás más loca por él, te das cuenta de que él está también enamorado y, además, quiere pasar el resto de su vida contigo. En realidad, puede que no seas ni consciente de que piensas eso, pero puede que lo sientas así. ¡Error!

Estás ante la fantasía más contaminante. Puede que en ese momento él se sienta realmente cercano a ti –ten en cuenta que lo que diga mientras estáis inmersos en el placer sexual puedes tomártelo en serio en el momento pero no significa una promesa ni a largo ni corto plazo-, pero cuando la noche o la mañana se difuminen también desaparecerá.

Aunque te haga ver el cielo y sientas una pasión sin igual, no es amor: es sexo. Y está bien que sea así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario